“El día en que un cliente me dijo adiós”

Estaba ocioseando en Twitter, como cada mañana, cuando me topé con este post, con el que me sentí muy identificada, acerca de ese momento tan emocional en la vida cuando un cliente dice “no, ahorita no joven” 🙂 ¿te ha pasado? el rechazo duele, pero quizás no sea tan malo, es un buen tema para reflexionar.

Siempre te preguntas ¿que hice mal?, ¿que pude haber hecho mejor?, ¿le cobré muy caro?, ¿me faltó creatividad?…

El día que un cliente me dijo adiós. Oda al cambio

Últimamente he tenido DEMASIADO trabajo freelance, afortunadamente, pero nunca creí que llegaría el momento en que diría “no puedo más”. Cuando eres estudihambre te emociona mandar una cotización, te imaginas trabajando para todo tipo de clientes, haciendo grande tu portafolio, siendo famoso con ellos, etc.

Ya establecida y con experiencia, he notado que si quiero ayudar realmente a un cliente, este requiere mucho tiempo y atención, no solo las horas de trabajo que le cobras. El brief, las juntas, los cambios, las revisiones, los vistos buenos y demás de 5 clientes diferentes, por un momento me sobrepasaron. Sobre todo cuando el cliente no sabe lo que quiere (el 99% del tiempo), ya que necesitas hacer todo un auto-descubrimiento con él, acerca de sus objetivos de negocio, su visión, etc.

La primera vez que un cliente se me fué (a mi, no de la agencia, un cliente totalmente mío) sí me entristeció, “me saqué de onda”, luego me di cuenta que no estaba disfrutando de mi tiempo libre, estaba estresada, de malas. Ahora que lo veo se que fué lo mejor que nos sucedió a ambos, el seguramente ya tiene alguien que le atiende como el se merece ¿no?

A veces ni siquiera se van por que tu hayas hecho algo mal, simplemente hay razones fuera de tu alcance.

No hay que auto flagelarse con la gente que se va, mejor hay que dedicarnos a hacer bien las cosas, de muy buena calidad y seguir disfrutando el trabajo :)…por eso me encantó el post, es una perspectiva diferente del típico consejo de “cierra todas las ventas que puedas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *